Monoplazas

- Claudio LUNA

Fernando Alonso ya sonríe en Indianápolis

El piloto español pasó con sobresaliente el test de rookies previo a las 500 Millas de Indianápolis, rodando a casi 360 km/h en el circuito oval.

Fue una jornada muy positiva para el asturiano y para todo el equipo Andretti Autosport, que en ningún momento dudaron de la capacidad de adaptación de Alonso a la conducción en circuito oval.

Después de unas vueltas de instalación, o puesta a punto del monoplaza por parte de Marco Andretti, nieto de Mario, llegó el turno de Fernando, que debía pasar la prueba oficial realizando 10 vueltas a un ritmo entre 330 y 340 km/h, 15 vueltas entre 340 y 345 km/h, y las últimas 15 a unos 355 km/h.

El asturiano no tuvo ningún problema en conseguir el propósito de este test, pasándolo holgadamente para después dedicarse a rodar aún más rápido familiarizándose con el manejo del monoplaza en la pista oval.

Fernando llegó a alcanzar una velocidad máxima cercana a los 360 km/h, después de completar 110 vueltas y justo antes que la lluvia hiciera acto de presencia para dar por finalizada la sesión.