Turismos

- Kevin Muñoz. Foto: Sutton Images.

Fernando Alonso hace historia y peleará por la pole

El piloto asturiano sorprendió a todos y marcó el séptimo mejor crono, accediendo al 'Fast Nine'. Hoy podrá luchar por la primera plaza de la parrilla con su McLaren-Honda Andretti. Oriol Servià fue 24º.

Tremendo. Hace menos de quince días no había probado un monoplaza de la IndyCar ni conocía los secretos del oval del circuito de Indianápolis, pero todo ello no fue impedimento para que Fernando Alonso volviese a demostrar su inmenso talento al volante.

En una primera clasificación marcada por la lluvia, que obligó a retrasar la celebración de la sesión y dejando a los pilotos con sólo un intento para marcar sus cronos, Fernando Alonso logró situarse entre los mejores del día. El asturiano registró la séptima mejor velocidad media tras sus cuatro vueltas y de esta forma accedió al ‘Fast Nine’, la segunda sesión de clasificación que se celebrará esta tarde en la que los nueve mejores se juegan la pole position de las 500 Millas de Indianápolis.

“Ha sido corto e intenso. Es una gran oportunidad para mí y la voy a intentar aprovechar. No estoy del todo contento porque no he alcanzado la velocidad que podía haber alcanzado. Pero hemos tenido suerte y lo importante es estar entre los nueve primeros para este domingo”, comentó el bicampeón mundial de Fórmula 1 tras su séptima posición.

Estos fueron los pilotos que entraron en el 'Fast Nine' |
Estos fueron los pilotos que entraron en el 'Fast Nine'

El otro piloto español en liza, Oriol Servià, no tuvo tanta suerte como Alonso y no pudo rodar tan rápido como le hubiese gustado. El catalán se clasificó el 24º y comentó que él y su equipo habían arriesgado mucho en la puesta a punto de su monoplaza. Pese a ello, todavía tienen margen de mejora y no hay que descartarle para la pelea en carrera.

El momento más dramático de la sesión de clasificación lo protagonizado Sébastien Bourdais. El francés, ex piloto de Toro Rosso en la Fórmula 1, sufrió un brutal accidente cuando rodaba a 370 km/h. El impacto contra el muro fue estremecedor, y el galo sufrió múltiples fracturas en la pelvis y cadera, lesiones de las cuales fue operado nada más llegar al hospital. Afortunadamente para Bourdais, se recuperará de las lesiones y podrá decir que salvó su vida.