Turismos

- Kevin Muñoz

DTM y Super GT unen fuerzas

Presentado el concepto Class 1 que permitirá unificar ambos campeonatos.

Después de muchos años de negociaciones, parece que estamos a sólo un par de temporadas de poder disfrutar, finalmente, de la unión de dos los campeonatos de turismos más prestigiosos del mundo: el DTM alemán y el Super GT japonés.

Así se escenificó ayer el acuerdo entre certámenes en Norisring, con la presencia de Gerhard Berger y Masaaki Bandoh en representación de ambos campeonatos. El reglamento Class 1 optará por vehículos con un chasis monocasco único para todos los fabricantes y un motor de dos litros y cuatro cilindros turbo que desarrollará más de 600 cv de potencia.

Con este nuevo paso, el DTM salvaría la delicada situación que le dejará la retirada de Mercedes a final de esta temporada. La introducción de las marcas japonesas en el certamen salvaría la estabilidad y reactivaría la competitividad. Por ello, se espera que en 2019 ya se aplique el Class 1 en el DTM, mientras que en el Super GT no se pondría en marcha hasta 2020, para así aprovechar al máximo el ciclo de vida útil de su generación actual de coches.

También será muy factible disfrutar de un doble meeting la próxima campaña en la que los competidores del DTM y Super GT compartan pista, aunque para la ocasión habrá que realizar un ‘BoP’ (Balance of Perfomence) para igualar el rendimiento de los vehículos que todavía no se adaptarán íntegramente a la Class 1.