Circuitos

- Redacción

'El Circuit' celebra su 25º Aniversario

El circuit de Barcelona-Catalunya ha cumplido 25 años. Es uno de los más reconocidos del mundo, ya que en el se celebran los mundiales de F1, MotoGP y Rallycross, y el elegido casi siempre por la Fórmula 1 para efectuar los tests de pretemporada

El circuit de Barcelona-Catalunya ha cumplido 25 años. Es uno de los más reconocidos del mundo, ya que en el se celebran los mundiales de F1, MotoGP y Rallycross, y el elegido casi siempre por la Fórmula 1 para efectuar los tests de pretemporada.

La primera piedra del Circuit de Barcelona-Catalunya fue colocada el 24 de febrero de 1989, gracias al impulso del Consorcio formado por la Generalitat de Catalunya, el Real Automóvil Club de Catalunya (RACC) y el Ayuntamiento de Montmeló .

Con anterioridad, el 3 de octubre de 1986, el Parlament de Catalunya había aprobado por unanimidad una proposición no de ley, instando al Consejo Ejecutivo a "coordinar organismos pertinentes, con la finalidad de estudiar y unir esfuerzos para la creación de un nuevo circuito permanente de velocidad".

Cinco días después de su inauguración oficial el 10 de septiembre de 1991, el Circuit acogió la primera carrera oficial, el Campeonato de España de Turismos, con la victoria del ex piloto de F-1, Luis Pérez-Sala. El 29 de septiembre de 1991 se disputó el 35º Gran Premio de España de F-1 después de 16 años de ausencia en Catalunya, mientras que el Mundial de Motociclismo llegaría un año más tarde con la celebración del Gran Premio de Europa, nombre que cambiaría por el de Catalunya a partir de 1995.

Durante todos estos años de actividad, el Circuit ha visto pasar por su calendario las mejores competiciones internacionales del motor, así como también otros campeonato nacionales o pruebas singulares como las de resistencia.

Mucho más que pasión por el motor

Hoy, el Circuit se ha erigido como una de las más modernas instalaciones deportivas donde cada temporada se dan cita los principales acontecimientos del motor a nivel mundial: el Gran Premio de España de F1 y el Gran Premi de Catalunya de MotoGP.

Pero el Circuit no es sólo pasión por la velocidad, sino que también ofrece la posibilidad de organizar todo tipo de eventos y actividades para empresas y particulares gracias a la polivalencia de una infraestructura equipada para ofrecer todo tipo de servicios y que incluye un restaurante, una sala de prensa con capacidad para 450 personas, varios espacios VIP e incluso un helipuerto.

Un referente mundial

El Circuit de Barcelona-Catalunya tiene el objetivo de posicionarse como un referente internacional gracias a su capacidad de innovación y a su modelo de gestión. Sus esfuerzos se concentran en convertirse en un potente motor económico de la zona y en exportar la marca y sus valores alrededor del mundo, contagiando la pasión por este deporte a miles de nuevos aficionados.

Porque entre los principios que rigen el Circuit de Barcelona-Catalunya destacan el respeto y el compromiso hacia su público, clientes y proveedores. Todo ello según unos valores que se caracterizan por la transparencia, la calidad de servicio y el espíritu innovador.

Con la mirada puesta en el futuro

El Circuit de Barcelona-Catalunya mantiene una relación fluida y abierta con los aficionados a través del diálogo y la participación. En la actualidad el conjunto de socios supera los 8.000 miembros y esta cifra aumenta cada año con nuevos aficionados que expresan su soporte y fidelidad al Circuit.

Tras más de 20 años, el Circuit sigue creciendo y llegando a más personas gracias asimismo al apoyo de grandes marcas que actúan como partners. Sus aportaciones son muy importantes para el desarrollo de la entidad. De este modo, se crean sinergias que permiten al Circuit crecer de forma sostenible y a las empresas colaboradoras beneficiarse de una gran plataforma donde potenciar su marca, conseguir un mayor impacto mediático y captar nuevos consumidores.