Monoplazas

- Kevin Muñoz

Buemi ganó en Nueva York y Vergne tendrá que esperar

El piloto suizo de Nissan rompió una sequía de dos años sin vencer en una carrera para olvidar para el líder del campeonato, que se quedó sin puntuar y no pudo cantar el alirón.

En la Fórmula E, todo es posible. El campeonato de monoplazas eléctricos aterrizaba este fin de semana en la ‘Gran Manzana’ para celebrar su último meeting de la temporada con una ración doble de carreras.

En la primera de las finales celebradas ayer, el gran triunfador del día fue Sébastien Buemi. El piloto suizo se hacía con la pole y posteriormente con la victoria al volante de su Nissan y rompía así una sequía de dos años sin subirse a lo más alto del podio en este certamen.

Con su triunfo en Nueva York, Buemi se metió de lleno en la pelea por el título a falta de la segunda carrera que se celebrará esta noche (horario peninsular). Aunque con opciones muy remotas, el ex compañero de Fernando Alonso en Toyota es uno de los cuatro pilotos que optan a alzarse con el campeonato.

Vergne tuvo una carrera para olvidar y hoy buscará alzarse con el título. | Simon Galloway

Peor día tuvo el líder, Jean-Eric Vergne. El francés llegaba a Nueva York con una gran ventaja y su intención era sentenciar el título en la primera carrera, pero nada más lejos de la realidad. Partiendo desde el centro del pelotón, se vio implicado en varios incidentes hasta que en la última vuelta, cuando era noveno, se tocó con Felipe Massa y se quedó sin puntuar. Alirón pospuesto para hoy, aunque en esta categoría puede pasar de todo.

Los otros dos candidatos al título son el brasileño Lucas di Grassi, que ayer finalizó en quinto lugar por detrás de Mitch Evans, que fue segundo y es el cuarto con opciones matemáticas a la corona.

Fórmula E