Circuitos

- Javier Arenas

Análisis: Le Mans recupera su brillo

Las jornadas de test en Paul Ricard han sido el prólogo de una edición que se presenta como la más interesante de los últimos tiempos. En la categoría reina de prototipos, LMP1, todos se miran de reojo. Este año, cualquier cosa es posible.

Le Castellet (Francia), con el Circuito Paul Ricard como punto neurálgico, ha sido un hervidero estos últimos días de marzo con la celebración de los test de pretemporada del Mundial de Resistencia (WEC) y de las European Le Mans Series (ELMS). En el punto de mira: Audi, Toyota y Porsche, las tres marcas que quieren subirse a lo más alto del podio en el Mundial y conquistar la próxima edición de las míticas 24 Horas de Le Mans.

Afortunadamente, el tiempo en la Costa Azul respetó la mayor parte de las jornadas de pruebas y, aunque hubo algo de lluvia en los primeros compases, el sol fue la tónica común desde mediados de semana. Calma chicha meteorológica que no se correspondía con lo que veíamos en los boxes porque, aunque en apariencia era un momento relajado, todos se movían como si de ello dependiese el título. La orquesta de las paradas para repostar, los ingenieros contrastando los datos y los pilotos, visiblemente agotados, batiéndose en la pista por (aunque no de forma reconocida) mejorar los tiempos.

Toyota: este año, sin miramientos

MOTORSPORT - ENDURANCE 2014 - WEC WORLD ENDURANCE CHAMPIONSHIP 2014 - TESTS LE CASTELLET - CIRCUIT PAUL RICARD (FRA) - 28 TO 29/03/2014 - PHOTO ALEXANDRE GUILLAUMOT / DPPI - 07 WURZ ALEXANDER (AUT) - SARRAZIN STEPHANE (FRA) - NAKAJIMA KAZUKI (JPN) / TOYOTA TS 040 HYBRID LMP1 H TEAM TOYOTA RACING / ACTION En un coche, Alex Wurz, Stéphane Sarrazin y Kazuki Nakajima, y en el otro, Anthony Davidson, Nicolas Lapierre y Sébastien Buemi, serán los responsables de colocar a Toyota en lo más alto del podio. |
En un coche, Alex Wurz, Stéphane Sarrazin y Kazuki Nakajima, y en el otro, Anthony Davidson, Nicolas Lapierre y Sébastien Buemi, serán los responsables de colocar a Toyota en lo más alto del podio.

La escuadra japonesa, con una amplia representación francesa entre sus pilotos, ha aprovechado su estancia en Le Castellet para presentar su coche para este año, el TS040 Hybrid, que sustituye al TS030. Han sido los últimos en darlo a conocer pero parece que tienen las cosas muy claras. Viene con varias novedades, la más importante es la que se refiere a la utilización del sistema híbrido en ambos ejes. El año pasado el motor eléctrico sólo estaba disponible en el eje trasero pero para esta temporada cuenta con dos generadores, uno en cada eje, que le permite regenerar energía en las frenadas.

Además, la nueva regulación permite utilizar el motor eléctrico en el eje delantero en cualquier circunstancia, cosa que no ocurría el año pasado cuando su uso se limitaba a partir de 120 km/h. De esta forma, por ejemplo, se incrementa (y mucho) el rendimiento en las salidas de las curvas y el consumo se ha reducido en un 25%. Por otro lado, el V8 de 3,7 litros de gasolina se ha revisado y ahora desarrolla 520 CV que, sumándose al sistema híbrido (480 CV), entrega en conjunto hasta 1.000 CV de potencia con un peso de todo el conjunto de 870 kg.

Rob Leupen, su jefe de filas, no ocultaba en la rueda de prensa que este año su principal objetivo es ganar las 24 Horas de Le Mans pero, también, contribuir al programa de Investigación y Desarrollo de la tecnología híbrida para los coches de calle, uno de los motivos fundamentales, siempre, de la competición. En cualquier caso, toda la carne está puesta en el asador y confían plenamente en las ventajas de su sistema híbrido gasolina-eléctrico frente al diésel de Audi. “No estamos preocupados”, fueron las palabras de Leupen para responder a la pregunta de cómo veía a sus rivales.

Audi: el rival a batir

MOTORSPORT - ENDURANCE 2014 - WEC WORLD ENDURANCE CHAMPIONSHIP 2014 - TESTS LE CASTELLET - CIRCUIT PAUL RICARD (FRA) - 28 TO 29/03/2014 - PHOTO JEAN MICHEL LE MEUR / DPPI - 01 Loïc Duval, Tom Kristensen y Lucas di Grassi comparten el primer coche, mientras que el segundo y el tercero están pilotados por Marcel Fässler, André Lotterer y Benoît Tréluyer, y Filipe Albuquerque, Marco Bonanomi y Oliver Jarvis, respectivamente. |
Loïc Duval, Tom Kristensen y Lucas di Grassi comparten el primer coche, mientras que el segundo y el tercero están pilotados por Marcel Fässler, André Lotterer y Benoît Tréluyer, y Filipe Albuquerque, Marco Bonanomi y Oliver Jarvis, respectivamente.

Hace ya meses, justo antes de Navidad, tuve la oportunidad de asistir a la presentación del Audi R18 e-tron quattro a propósito de la Audi Sport Finale, en un acto que ni siquiera estaba planteado para medios de comunicación. En aquel momento no había mucha información sobre el coche pero de las palabras del jefe del equipo, Wolfgang Ullrich, se deducía que este año estaban más alerta que nunca. También es verdad que Dr. Ullrich recibía un homenaje por sus dos décadas al frente de Audi Sport, por lo que quizá estuviera un poco más sensible, y que la decisión de retirarse de Allan McNish le había dejado completamente descolocado. No se lo esperaban. Unos meses más tarde, coincidiendo con el Salón de Ginebra, Audi presentaba ante el público el coche, esta vez aportando datos.

Al contrario de lo que ocurre con Toyota, Audi mantiene la denominación del coche ganador del año pasado, aunque también ha evolucionado a nivel tecnológico para adaptarse a la nueva normativa. En este caso, es un sistema híbrido de almacenamiento de energía –e-tron quattro–, colocado en el eje delantero, asociado a un motor de combustión diésel, V6 TDI, situado en posición central, que es el que se encarga de propulsar el eje trasero. También monta un motor eléctrico conectado al turbocompresor para aprovechar su energía térmica y convertirla en energía eléctrica que se puede aprovechar, por ejemplo, en las aceleraciones.

La mala noticia para los aficionados españoles es que Marc Gené no forma parte de sus filas este año, aunque sí estará en la categoría LMP2 al volante del Zytek de Jota Sport con motor Nissan, con el que seguro que hace un buen papel y del que ya ha dicho a través de su cuenta de Twitter que tiene “un grip similar al LMP1 pero con menos potencia”.

Ojo con Porsche

MOTORSPORT - ENDURANCE 2014 - WEC WORLD ENDURANCE CHAMPIONSHIP 2014 - TESTS LE CASTELLET - CIRCUIT PAUL RICARD (FRA) - 28 TO 29/03/2014 - PHOTO JEAN MICHEL LE MEUR / DPPI - 14 DUMAS ROMAIN (FRA) - JANI NEEL (CHE) - LIEB MARC (GER) / PORSCHE 919 HYBRID LMP1-H TEAM PORSCHE / ACTION Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb son los responsables del Porsche número 14, mientras que el número 20 es el pilotado por Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber. |
Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb son los responsables del Porsche número 14, mientras que el número 20 es el pilotado por Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber.

Porsche vuelve a la máxima categoría de Le Mans “porque le debe mucho a la competición”, me comentaba uno de sus responsables en el Salón de Ginebra. En ese momento veíamos por primera vez, sin camuflaje, el 919 Hybrid. Curiosamente, es el que monta el motor térmico, de gasolina, más pequeño de todos, un cuatro cilindros en V y dos litros de cubicaje. Se asocia a un “complejo” sistema híbrido que funciona en dos niveles, uno de recuperación de la energía en dos fases, con un dispositivo que aprovecha la energía de los gases, y un segundo nivel que convierte la energía cinética en eléctrica aprovechando las frenadas.

En Porsche son conscientes de que no es fácil llegar casi de nuevas y batir a Audi y a Toyota, pero reconocen que su único foco está puesto en la victoria, aunque no la consigan este año. Para ello hay un equipo nuevo en el Centro de Investigación y Desarrollo de Weissach de más de 200 personas, que llevan trabajando dos años en el Proyecto Le Mans “con mucha ilusión”.

El caso es que en las primeras horas de test en Paul Ricard, Porsche se colocó en lo más alto de la tabla de tiempos. No es nada significativo porque simplemente se trata de probar todo el engranaje, pero sí que puedo decir que el 919 Hybrid va muy fino en pista. Lo pude ver con mis propios ojos. Está claro que ahora viene la parte más importante, que es demostrar la resistencia en carrera pero en eso, aunque ya han pasado años, también tienen experiencia.

Las cartas ya están sobre la mesa. Los tres equipos han presentado sus armas y todos quieren conquistar este año las míticas 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia. De momento, es difícil vaticinar un ganador pero ya se admiten apuestas.

No parece que los pilotos de Toyota estén nerviosos ante el inicio de una de las temporadas más reñidas de los últimos años. |
No parece que los pilotos de Toyota estén nerviosos ante el inicio de una de las temporadas más reñidas de los últimos años.