Resistencia

- Laura Martín

Alonso: “El objetivo es ganar el campeonato”

El bicampeón del mundo de Fórmula 1, que realizará la temporada completa 2018-2019 del Campeonato Mundial de Resistencia, termina hoy una serie de test en el Circuito de Portimao.

El piloto asturiano asegura que su adaptación al equipo Toyota Gazoo Racing está siendo muy sencilla gracias a la gran experiencia acumulada por el equipo en el WEC en los últimos años. Para acostumbrarse al coche e ir acumulando kilómetros con él, se encuentra estos días (19, 20 y 21 de febrero) en el Circuito del Algarve, en Portugal, probando el Toyota TS050 Hybrid.

Según Alonso: “El verdadero desafío del equipo es la propia prueba y esa será la grandeza de este proyecto”. El nuevo piloto de Toyota y doble campeón de F-1 explica que el TS050 HYBRID, a la hora de conducirlo, es un coche diferente a los que ha pilotado hasta ahora, ya que “intentas adaptarte a él y sacarle el máximo partido”

Frente a un monoplaza de F-1, el Toyota TS050 HYBRID contiene un mayor números de sistemas de ayuda a la conducción: “La mayor diferencia es la tracción total, que te cambia el modo de conducir, la forma de acelerar en la salida de las curvas”.

Con respecto a la dinámica de trabajo de Toyota, en comparación con otras estructuras donde ha participado, Alonso hace hincapié en las diferencias en el tipo de competición, pues: “La manera de trabajar es disitinta porque la competición y la forma de afrontar las carreras es diferente. Aquí se busca la resistencia y la fiabilidad total. Los test están enfocados a la resistencia, a probar diferentes componentes del coche y llevarlos al límite. Y al piloto también. El modo de cómo debes afrontar cada turno es diferente a la F-1”.

Fernando competirá la temporada completa a bordo del Toyota TS050 Hybrid, con el número 8.  | Toyota Gazoo Racing

A Fernando Alonso le ha llamado la atención la capacidad del coche, debido a su desarrollo para permanecer en pista horas y horas con extrema regularidad. “La resistencias es otra disciplina y otra filosofía. Aquí se busca la consistencia, la resistencia. Haces una vuelta a 1 min 30 seg y 40 vueltas después sigues clavando ese tiempo porque todo el coche está diseñado para mantener esa consistencia, para carreras de larga duración. Es algo que llama la atención e intentas disfrutar”.

Objetivo: 24 Horas de Le Mans

Si se habla de pruebas de resistencia, Le Mans es la prueba mítica por definición. Por eso, tanto para el equipo como para el español, el verdadero desafío será la propia prueba en sí, más allá de los posibles rivales. Alonso sabe que va a participar en ‘la carrera’ y está convencido de que lo hará con el mejor equipo, algo que le da más seguridad. “Hay mucho que ganar, y quizá mucho que perder, pero cuando hay algo que ganar ya merece la pena”, asegura el piloto. “Tengo claro que estaré en Le Mans 2019 porque el objetivo no es sólo ganar allí sino ser campeón del mundo de resistencia, y para eso debes de correr las ocho carreras. Confirmado que voy a hacer todas”.

Alonso sabe mejor que nadie la importancia que adquiere la mecánica en una carrera de estas característica, por eso añade que: “Habrá que ir adaptándose al tráfico en pista. No será igual que en Daytona, ya que el nivel de pilotaje en el WEC es más alto y hay pilotos con más experiencia. La gestión del tráfico en pista dependerá de las diferencias de velocidad entre nuestro coche y los GT y los LMP2. Gestionar el tráfico es la parte más divertida, donde el piloto tiene más que decir y donde, ojalá, pueda sacar más partido”.