Monoplazas

- Redacción

Alonso y el McLaren-Chevrolet ya ruedan juntos

Fernando Alonso se subió al McLaren con motor Chevrolet en el circuito de Texas Motor Speedway, en una primera toma de contacto con un monoplaza similar al que tendrá en Indianápolis.

Solo ha sido un primer encuentro entre hombre y máquina, entre el piloto y el equipo. Fernando Alonso viajó hasta Texas para conocer en persona el monoplaza con el que disputará las 500 Millas de Indianápolis el próximo 26 de mayo. En realidad se ha subido a una unidad similar a la que utilizará Alonso en el escenario oval de Indianápolis, ya que el coche número 66 con el que participará en la prueba va camino de Estados Unidos, y se pondrá en pista el 24 de abril.

Fernando Alonso realizó un pequeño test con el bólido suplente, muy similar al que tendrá en competición, y el trabajo se centró en acoplarse al interior del monoplaza, “ha estado todo bien. Solamente son las primeras vueltas con el coche y se trataba de empezar a sentirme cómodo con el habitáculo, los pedales, el volante, es así como se empieza. Es un equipo nuevo, un coche nuevo. Vamos haciendo cosas poco a poco, pero llegaremos listos a las 500 Millas de Indianápolis”, dijo el asturiano.

El McLaren Chevrolet luce el número 66, como homenaje a la primera victoria del equipo en Brickyard a cargo de Mark Donahue, y el diseño naranja-azul con el que McLaren hizo su primera aparición en un Gran Premio de F1 de 1966.