Monoplazas

- Claudio LUNA

Alonso aprende rápido en el óvalo de Indianápolis

Fernando Alonso ya está metido en cuerpo y alma en las 500 Millas de Indianápolis. Entre ayer y hoy realizará un amplio entrenamiento en la pista, y con todos los pilotos en acción.

Recién terminado el Gran Premio de España Fernando Alonso tomó un avión rumbo a Indianápolis, donde ayer le esperaba el equipo Andretti Autosport con su Dallara-Honda para continuar con la preparación del piloto español de cara a las 500 Millas de Indianápolis, que se celebrarán el 28 de mayo próximo.

La jornada de ayer fue más que productiva para Alonso y su equipo, que rodaron sin problemas en el óvalo de Indiana casi sin descanso, con tráfico en pista y con un promedio final de 358 km/h en su mejor vuelta, a 6 km/h del mejor promedio de Marco Andretti. Alonso fue el mejor de los novatos, pero 19º en el cómputo general con todos los pilotos en pista.

Al finalizar la sesión de ayer, Alonso declaraba que, "Seguramente lo más difícil será la carrera, con todos los imprevistos hay a su alrededor. Aún tengo que aprender los pequeños detalles para adelantar y aprovechar el rendimiento del coche en cada momento. Eso normalmente se consigue con experiencia y carreras, pero no tengo ese tiempo. Lo más probable es que sea más débil en esos aspectos, pero tendré que aprender tan rápido como pueda en los próximos días y también usar otras armas para cerrar ese posible problema".