Reportajes

- Laura Martín

¡Feliz 50º cumpleaños, Jarama!

Tan antiguo como mítico, el Jarama cumple hoy medio centenario desde su inauguración oficial en 1967.

El popular trazado madrileño, tan querido por todos los amantes del motor y la competición, está de enhorabuena. Ha cumplido 50 años, está en plena madurez, y al tiempo está renaciendo, no en vano cada día cuenta con más pruebas. Pese a haber pasado una temporada bastante estancada durante los años de la crisis, el Jarama cada día alberga de nuevo más y más grandes competiciones, con campeonatos internacionales de peso y por supuesto pruebas nacionales o de ámbito autonómico.

Un momento de gloria, el Gran Premio de F1 de 1978, con el circuito lleno de público. | archivo

Desde su nacimiento ha sido un lugar mágico. Por su asfalto han pasado pilotos y coches míticos, y a día de hoy es considerado un templo para los amantes del motor.

Historia y construcción

Lo cierto es que hace algo más de cinco décadas era poco menos que impensable que en España pudiera existir un pista permanente de velocidad con las excelentes características que iba a tener el Jarama, y menos surgiendo de capital privado, el que aportó el Real Automóvil Club de España (RACE), institución que a día de hoy sigue apostando, con mucho esfuerzo y vocación, por el circuito.

En 1967 se concluyeron las obras de construcción del circuito. | archivo

A pesar de que las importantes lluvias caídas durante el invierno de 1965 y la primavera del año siguiente retrasaron el ritmo normal de las obras, en los últimos días de 1966 tuvo lugar una primera toma de contacto de los deportistas españoles con el nuevo circuito.

Desde entonces y hasta nuestros días, pruebas de los mundiales de Fórmula 1, Motociclismo y multitud de carreras de todo tipo han hecho que el Circuito del Jarama se consagrara como uno de los más importantes de todo el mundo. 

La histórica Torre de Control, que tantas batallas puede contar, ha sido recientemente renovada. | archivo

En sus inicios la pista tenía una longitud, homologada por la FIA, de 3.404 metros. Las numerosas curvas que formaban el trazado hacían de él un circuito muy técnico, aunque lo amplio de su calzada, 9 metros, permitía adelantamientos en muy buenas condiciones.

Actualmente el circuito mide 3.850 metros y tiene 13 curvas, 8 a derechas y 5 a izquierdas. Casi todas ellas tienen un nombre que evoca Historia, y entre las más destacadas se encuentran Fangio, Varzi, Le Mans (también conocida como Súper 7), Farina, Pegaso, Bugatti o Monza.

Nombres míticos

Por este trazado han pasado miles de pilotos, pero unos han dejado más huella que otros. Hablamos de pilotos de la talla de Graham Hill, Jackie Stewart, Ángel Nieto, Emerson Fittipaldi, Mario Andretti o Gilles Villeneuve. Este último posee el récord de la vuelta más rápida al circuito, con un tiempo de 1:16:44 que consiguió en el último Gran Premio de Fórmula 1 que se celebró en 1981 (en el trazado antiguo). Marc Gené, con un F2007 y en la última versión del circuito, marcó un tiempo de 1:17:282 en el año 2008. Sin embargo, el actual récord oficial está en 1:20:011, conseguido por Yelmer Buurman en la primera carrera de Superleague Formula el 8 de noviembre de 2009.

Hechos históricos a destacar ha habido muchos, como los momentos de tensión que se vivieron entre James Hunt (McLaren) y Niki Lauda (Ferrari). Tras batallar en pista, al finalizar el Gran Premio de España de 1976, en el que había ganado Hunt, los comisarios deportivos decidieron descalificarle porque su alerón no cumplía con las medidas reglamentarias. Tras las preceptivas reclamaciones, aunque meses más tarde, el de McLaren recuperaría la victoria. Ese mismo Gran Premio vivió otro momento a recordar: el debut de Emilio de Villota en la Fórmula 1 con un Brabham. No se pudo clasificar, pero el piloto español todavía recuerda cómo Emerson Fittipaldi le ayudó a salir del coche tras quedarse atrapado en una salida de pista. En esa carrera también estuvo presente otro español, el leonés Emilio Zapico (Williams), que tampoco se pudo clasificar.

El accidente y posterior incendio del Ferrari del belga Jacki Ickx durante el Gran Premio de 1970 fue uno de los momentos más dramáticos. El comisario Andrés Más fue el héroe de la jornada. | Archivo

Otra de las anécdotas que no tiene desperdicio es la del comisario Andrés Más, un aficionado que comenzó acudiendo al Jarama como hobby, pero que llegó a ser el oficial más antiguo del circuito. Su labor fue siempre encomiable, y fue el comisario que le salvó la vida a Jacky Ickx en el Gran Premio de España de 1970, cuando chocó con Jackie Oliver en la primera pasada por la curva de Bugatti, con el depósito de gasolina de sus monoplazas cargados hasta arriba. Las llamas tenían de 15 a 20 metros de altura pero, como jefe de puesto que era, Más no dudó en acudir con su extintor. Pasó a la posteridad tras meterse en aquel mar de llamas para rescatar a los pilotos. Es una de las acciones más heroicas que se recuerda en la historia del motor, y por eso, junto a su trabajo de oficial durante tantos años, la FIA quiso homenajearle, de forma póstuma, con el premio de Oficial FIA Excepcional en diciembre de 2011. Hoy, y desde hace muchos años, la calle principal del paddock del Jarama se llama "Avenida de Andrés Más".

Competiciones de antes y de ahora

Por el circuito del Jarama han pasado Grandes Premios como los de Fórmula 1 o Motociclismo, y campeonatos del mundo como los de Resistencia o Superbikes, entre otros muchos. En la actualidad el circuito acoge el Campeonato de Europa de Camiones, las series VdV, Lamera Cup, el Campeonato de España de Resistencia, la Clio Cup y pruebas regionales como el Trofeo RACE de Turismos y el Trofeo RACE de Motociclismo.

Las carreras de camiones se han convertido en una cita ineludible para los aficionados, que llenan siempre el circuito. | archivo

Un gran futuro

El Proyecto Jarama 2021 comenzó a principios del 2014, auspiciado de nuevo por el RACE y sus socios. Consiste en realizar una serie de inversiones sistemáticas que, poco a poco, conviertan al circuito en un lugar de ocio y disfrute para todos los amantes del motor, e incluso para los que no lo son. Dentro de este programa de remodelación se incluye la nueva torre (ya acabada), el "costillar" de tribuna y la tribuna (en proceso), los boxes (en proceso también), el reasfaltado, la nueva pista de karting (ya acabada) y un museo, entre otras reformas. Por tanto, el Circuito del Jarama no solo tiene un rico pasado, sino que disfruta de un buen presente y se vislumbra un extraordinario futuro. ¡A por 50 años más!

El circuito alberga también desde hace años el Rallye de la Comunidad de Madrid. En el fondo se puede apreciar la nueva torre de control, primera de las varias obras de modernización que se están acometiendo.   | archivo