Clásicos

Barbosa gana el Motorshow; Mikkola al público

El portugués se proclamó por tercera vez campeón del Motorshow de Oporto, mientras que el finlandés se llevaba los aplausos y simpatía del público.

Al tiempo que se celebraba el Autoclássico de Oporto, el Motorshow iba disparando la adrenalina de los asistentes del domingo pues se celebraban las sesiones 3ª y 4ª de competición, dejando para la tarde las finales y la Superfinal.

Al final victoria fue para Mário Barbosa, que es imbatible con su Citroën DS3 WRX, ya que es el tercer trofeo consecutivo que conquista, dejando el listón muy alto.

El invitado principal, y verdadero cabeza de cartel, el Campeón del WRC Hannu Mikkola, reservó para sí gran parte de los focos mediáticos. Con cierta humildad el piloto finlandés atendió todas las solicitudes de autógrafos, fotos, "selfies" y conversaciones de los aficionados.

Motorshow

El triple vencedor del Rallye de Portugal, actualmente con unos respetables 75 años,  no solo fue a competir, sino a deleitar al público con una exhibición, pese a pilotar un Ford Escort MK II, modelo con el que obtuvo cuatro de los 18 triunfos que dejó registrados en el Campeonato del Mundo.

Para Mikkola, "fue muy divertido regresar a Portugal 33 años después de haber vencido en el Rallye de Portugal. El país ha evolucionado increíblemente, pero la simpatía de las personas se mantiene y eso es lo mejor que se puede esperar. Guiar el Ford Escort también fue como viajar en la máquina del tiempo y revivir muchas de las emociones por las que pasé al volante de mi coche de rallyes favorito. ¡Fueron cuatro días muy divertidos, para un joven de mi edad!”.