WRC

Sébastien Ogier con un Red Bull de Fórmula 1

El tetracampeón mundial de rallyes hará realidad su sueño y la próxima semana pilotará un monoplaza de la marca de bebida energética.

Los compañeros alemanes de Rallye-Magazine dan por hecho que la próxima semana Sébastien Ogier rodará con un Red Bull de Fórmula 1 en el Circuito de Spielberg, que a su vez es propiedad de la marca de bebida energética.  El francés, que en los últimos años había declarado en varias ocasiones su predisposición a subirse a un monoplaza de la categoría reina del automovilismo, hará realidad su sueño.

Ogier, que ha sido el gran dominador del Mundial de Rallyes en las últimas temporadas, ya ha tenido diferentes escarceos con los circuitos – compitió hace unos años en la Porsche Supercup en Mónaco – y al igual que su tocayo, compatriota y antiguo rival en el WRC, Sébastien Loeb, el piloto de Gap espera saborear de primera mano cómo es un Fórmula 1.

Con todo, habrá que esperar hasta la próxima semana para ver rodar al tetracampeón mundial a los mandos de una de las máquinas diseñadas por Adrian Newey, aunque en el caso de Ogier no hay ningún tipo de especulación sobre la posibilidad de  llevar a cabo un sorprendente cambio de disciplina, algo con lo que Loeb si tonteó en su momento.