WRC

Esapekka Lappi como Marcus Grönholm

Es el último exponente de la larga y mítica saga de los ‘finlandeses voladores’, el joven piloto de Toyota empieza a escribir su historia en el Mundial de Rallyes.

En sólo su segunda carrera con un World Rally Car marcó seis scratch. Hablamos de Esapekka Lappi y su brillante actuación en el reciente Rallye de Italia. El joven piloto finlandés se destapó en la isla de Cerdeña con una velocidad inusitada al volante de su Yaris WRC.

Lappi, que ya ha presentado su firme candidatura a entrar en el selecto grupo de ‘finlandeses voladores’, guarda varios parecidos con una de las figuras que más admira, Marcus Grönholm.

El que fuera Campeón del Mundo de Rallyes en las temporadas 2000 y 2002 con Peugeot es uno de los modelos a seguir por el talentoso piloto de Toyota. Precisamente, ambos disfrutaron de sus primeras experiencias en la categoría reina de los rallyes de la mano del fabricante nipón y con esta marca llegaron sus primeros scratch.

En Cerdeña, Esapekka Lappi inauguró su palmarés de victorias de tramo al imponerse en la quinta especial del rallye - Tergu - Osilo 1 - 14.14 km -. Lo más impresionante de su primer scratch no fue el mero hecho de conseguirlo, si no las circunstancias con las que el finlandés fue el mejor en dicho tramo.

Lappi brilló en las áridas pistas de Cerdeña | TOYOTA GAZOO Racing

Una especial antes, el Toyota Yaris WRC de Lappi sufrió un problema mecánico que le dejó sin segunda velocidad. Esto, lógicamente, repercutió en su crono, perdiendo más de un minuto con la cabeza de carrera en el TC4. Pero entonces llegó ‘el mensaje’, sí, esos mensajes de los que siempre habla Carlos Sainz y que todo piloto joven deben enviar. Lappi presentó sus credenciales en el Mundial en ese quinto tramo del Rallye de Italia y lo hizo ganando… ¡sin contar con la segunda velocidad!

El propio Esapekka se mostró incrédulo ante lo que marcaba la tabla de tiempos. Su rival más cercano, Mads Ostberg, quedó a 3.3 segundos y dejó al tetracampeón mundial Sébastien Ogier a 14 segundos – eso sí, lastrado por abrir pista -.

Cuando el bueno de Lappi fue entrevistado en la meta del TC5 tras haber logrado su primer scratch mundialista, recordó una situación que vivió Marcus Grönholm hace más de tres lustros cuando corría en las filas de Peugeot.

“Me acuerdo de esa famosa frase que Marcus le dijo a Corrado Provera (director de Peugeot) tras ser el mejor en un tramo: "Sólo necesito tres velocidades de todos modos”, explicó Lappi. “Yo a Tommi Mäkinen puedo decirle  que sólo necesito cinco para ganar”.

Solo el tiempo dirá si Esapekka Lappi es un digno sucesor del legado de los ‘finlandeses voladores’, pero sus primeros pasos en la élite mundialista no podrían estar siendo más acertados. Finlandia necesita nuevos valores y Lappi, junto con Teemu Suninen y Kalle Rovanperä forman un tridente de lujo que augura éxitos como los que antaño disfrutaron los finlandeses con los Grönholm, Mäkinen, Kankkunen y compañía.