WRC

Se alquila: Citroën C3 WRC 2017

La marca francesa prescinde de algunas unidades de su World Rally Car y las pone a disposición de equipos privados. El primero en hacerse con una de ellas, PH Sport.

No corren buenos tiempos en Citroën Racing. Después de una temporada de regreso al Campeonato del Mundo de Rallyes para olvidar, en la que sólo se salvaron las dos victorias logradas por Kris Meeke en México y España, la formación dirigida por Yves Matton afronta 2018 con intenciones renovadas – y con un 20% menos de presupuesto-.

Desde mediados de año se decidieron por centrarse en la próxima campaña, prueba de ello son los test realizados por el propio Sébastien Loeb sobre tierra y asfalto. La primera versión del Citroën C3 WRC no cumplió con las altas expectativas de la marca gala, sufriendo mucho en tramos de tierra, y por ello el equipo de Versalles ha decidido dar vía libre a algunas de las unidades utilizadas esta temporada por sus pilotos oficiales.

De este modo, PH Sport, equipo satélite con hilo directo con Citroën – en 2016 fueron los encargados de gestionar los DS3 WRC que corrían el Mundial – ha sido la primera estructura en hacerse con un C3 WRC.

Así, el World Rally Car francés se une al Ford Fiesta WRC 2017 como primeros coches de la categoría reina que se podrán alquilar y disfrutar lejos de los tramos mundialistas. Eso sí, el director de PH Sport, Bernard Piallat, ha dejado claro que no arrendarán este vehículo a cualquier piloto que disponga del sustento económico necesario. Es lógico, estos coches son palabras mayores.