Internacional

Kalle Rovanpera llama a la puerta de M-Sport

El finés ha probado un Ford Fiesta R5 con el que podría correr el Rallye de Gales a finales de esta temporada.

El hijo del mítico piloto finés de rallyes, Harri Rovanpera, apunta maneras desde bien pequeño, cuando ya le veíamos subido a coches en los que demostraba tener ganas de llegar mejor a los pedales para exprimir al máximo los coches al igual que su padre. El joven de 16 años ha probado una de las dos unidades del Ford Fiesta R5 de los que Malcolm Wilson dispone en sus instalaciones del M-Sport. La posibilidad de que corra con una de estas unidades en el Rallye de Gales es real, por eso ya tuvo la primera toma de contacto en un test a principios de agosto.

Como ya hemos comentado, tan solo tiene 16 años, pero es una de las jóvenes promesas que darán mucho que hablar. Su intención es competir en el Rallye de Gales una vez haya obtenido el carnet de conducir del que, lógicamente, aún no dispone. Éste se presentará al examen el 1 de octubre, es decir, tan solo 3 semanas antes de la prueba, lo cual no parece ser un problema. Hasta ese momento, Rovanpera puede correr en los campeonatos de Letonia, donde ya fue campeón el año pasado, así como en Finlandia e Italia.

El finés ya ha demostrado parte de su potencial y es que el joven no puede negar ser hijo de su padre.  | AutoHebdo Sport

Todos confían en él

Su propio manager, Timo Jouhki, está más que seguro del potencial que tiene el joven según decía con estas declaraciones: “tenemos opciones para la próxima temporada y estamos hablando con diversas personas, pero es muy posible que Kalle Rovanpera esté con un Fiesta R5 en Gales este año y muy posible para la temporada siguiente también. No tengo dudas de que Kalle está listo para un World Rally Car ahora mismo. Si alguien me llamase para decirme que le subirían a este coche y no a un R5, no tendría problema alguno”.

Jouhki tiene una estrecha relación con el equipo M-Sport, pues ya colocó en su día a pilotos del calibre de Hirvonen, Latvala o Suninen. Incluso su padre, Harri Rovanpera, ya estuvo compitiendo con el equipo de Wilson en el BRC y el WRC en 1996.

Malcolm Wilson aseguraba que: “naturalmente, nos gustaría ver a Kalle en uno de nuestros coches para el Rallye de Gales, además de su programa en el Británico de Rallyes y el WRC. Estamos tratando de sacar adelante en estos momentos. Es posiblemente uno de los jóvenes de los que más se habla en los rallyes ahora mismo, así que tenerle con nosotros sería genial. Comentarios aparte, está claro que es un joven con mucho talento”.