Dakar

- J.M. Fernández Pellón

Victoria de etapa de un Sainz al ataque

Ayer, pese a varios contratiempos, Carlos Sainz se aupó a la segunda posición de la prueba a 31 minutos del líder Stéphane Peterhansel. Hoy, ya en Bolivia, ha empezado su ataque, recuperando algo más de cuatro minutos al líder

“Un empacho de dunas”. Así calificó Carlos Sainz a las primeras cinco etapas de este Dakar 2018. Lo hizo en el vídeo habitual que transmite cada mañana, recién levantado, antes de arrancar la jornada, en su cuenta de Twitter.

Esas cinco primero etapas han clarificado por completo el panorama de la prueba, en la que dos de los Peugeot, los pilotados por Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz están en cabeza, separados por una diferencia de 27 minutos tras la disputa de esta sexta etapa. Por detrás, los Toyota están a una distancia de más de una hora de los 3008 DKR.

La etapa, la primera por Bolivia, se ha disputado en su mayoría por un recorrido por encima de los 2.500 metros de altitud, llegando hasta los 4.700 metros, con lo que esta exigencia a puesto a prueba tanto a pilotos como máquinas.

Por un recorrido de pistas, Carlos Sainz consiguió la victoria por delante de Stéphane Peterhansel. La etapa se dividió en dos sectores, el primero de 118 km, en el que Sainz le sacó un minuto 47 segundos a Peterhansel, acabando Nasser Al Attiyah y Mikko Hirvonen tercero y cuarto respectivamente a más de dos minutos del español. Tras un enlace de 238 kilómetros, la carrera se reanudó con una especial de 190 kilómetros de recorrido en la que Sainz volvió a arañar tiempo, acabando la etapa con la victoria y casi cuatro minutos sobre Peterhansel. Tercero fue Nasser Al Atiyah. Los Toyota, encabezados por Ten Brinke, están a la estela de los dos hombres de Peugeot, aunque eso sí, a más de una hora veinte del líder, Peterhansel.

Se trata de la trigésima victoria de Sainz desde que este compite en el Dakar.

Mañana, etapa de descanso.