Fórmula 1

Alonso se marcha a Mercedes

Según el Daily Mail británico, McLaren contará con motores Mercedes en 2018, así que si Fernando Alonso decide continuar en el equipo británico, llevará a sus espaldas el V6 de la estrella.

La tensa situación que viven McLaren y Honda debido a la falta de fiabilidad y prestaciones del propulsor japonés podría haber desembocado en una ruptura precipitada de este matrimonio. El periódico británico Daily Mail publicó esta semana que el divorcio entre ambas empresas se anunciará este mismo verano, antes del parón veraniego de la competición. Esta conjetura se realizó tras el nuevo batacazo que se dieron en McLaren cuando Fernando Alonso tuvo que abandonar el GP de Canadá a falta de dos vueltas para la finalización del mismo por la rotura del motor de su monoplaza. El asturiano rodaba décimo e iba camino de conseguir el primer punto de la temporada tanto para él como para McLaren.

Aunque Eric Boullier ha salido rápidamente al paso de esta noticia: “McLaren y Honda vamos a estar juntos en 2018. Creo que debemos reorganizarnos para entender bien lo que hacemos” la sensación es que esa ruptura se puede llevarse a cabo, aunque tiene dos peros. En primer lugar el económico, ya que  actualmente, Honda aporta 90 millones de euros a McLaren, incluido el salario de Fernando Alonso, superior a los 29 millones. McLaren no ha tenido demasiado éxito en la búsqueda de patrocinadores estas últimas temporadas y sin sponsors, difícilmente podría cubrir la vacante que dejaría Honda y además pagar por motores cliente.

Por otro lado, tanto McLaren como el propio Alonso son conscientes de que el material que recibirían nunca estaría al nivel del equipo oficial, como sucede actualmente con Force India y Williams.

Una de las posibilidades que se baraja en el paddock, como ya dijo Eddie Jordan, es que Mercedes tenga previsto abandonar la F1 como equipo oficial, quedándose en la competición solamente como suministrador de motores, un papel que ya tuvo en el pasado, y que permitió a McLaren conseguir varios títulos impulsados por sus mecánicas. Si el fin último de McLaren es convertirse en el equipo número 1 de Mercedes a largo plazo, todas estas teorías podrían llevarse a cabo. Máxime si como decía el Daily Mail, Mansour Ojjeh, uno de los principales accionistas de McLaren, podría financiar personalmente la continuidad de Alonso en Woking asumiendo el coste que ahora soporta Honda.