Al volante

Skoda Octavia RS: fiel servidor

Nos hemos puesto al volante de los Octavia más potentes. El diésel mantiene su potencia de 184 caballos y se puede elegir con tracción simple o total, mientras que el gasolina es de tracción delantera y se desdobla en dos potencias, 230 y 245 CV.

Tanto en carrocería berlina como en ranchera o Combi, los Octavia RS vuelven a ser noticia a causa de su actualización. El turbodiésel, como decimos, está disponible con los dos tipos de tracción, aunque el 4x4 está asociado solo al cambio automático DSG de 6 marchas. Las variantes de gasolina pueden elegirse con los dos tipos de transmisiones. La gama en diésel arranca en 31.830 euros, y en gasolina, en 32.460. Como es lógico, los Octavia RS se benefician de los cambios de la gama Octavia, así como de mayor equipamiento y dotación tecnológica.

Todos los Octavia RS cuentan con amortiguadores de dureza variable (DCC), sistema XDS+ y suspensión rebajada en 15 mm. Nada o poco ha cambiado frente a los anteriores. Mediante un botón se puede elegir entre tres tipos de dureza de la suspensión: Comfort, Normal y Sport.

100% recomendable

SKODA Auto

Siempre he creído que el Octavia es un buen coche. Ahora más. Los RS demuestran el carácter deportivo que de hecho tienen sin ser radicales, ni mucho menos. Respecto a los RS a los que sustituyen, las mejoras no solo son estéticas. Por ejemplo, la vía anterior ha crecido 30 mm –el mayor aumento en la gama Octavia–. El diseño de las llantas es el mismo, y son de 19” de diámetro. Lógicamente, tienen sus diferencias frente a los Octavia normales, como el alerón trasero, los paragolpes más voluminosos y con entradas de aire más grandes, los asientos más envolventes en el interior y con el cabecero integrado y la tapicería exclusiva. En línea también con los RS a los que sustituyen.

El diésel de 2 litros TDI de 184 caballos es un viejo conocido en Skoda y en el Grupo Volkswagen. No ha cambiado respecto al anterior RS 2.0 TDI y va unido a un cambio manual o automático DSG de 6 velocidades, este último el único disponible con una tracción total que aporta mucha seguridad. Se hace cómodo. Y ágil en carretera. Es algo más pesado que su hermano de gasolina, el RS 230, pero la realidad es que en carretera va como la seda, y cumple perfectamente en ciudad. Es muy agradable y el consumo es mucho más reducido que en el de gasolina, aunque es verdad que hay que estar más atento al cambio de velocidades y también a su régimen máximo, que lógicamente es menor.

SKODA Auto

Si pasamos al RS 230, vamos a encontrar un coche que se desenvuelve con mucha soltura. Vale que es una berlina de casi 4,7 metros, pero esto no es obstáculo para que se mueva perfectamente. Es un coche que se conduce muy bien. Ofrece un buen puesto de conducción y hasta con el cambio manual resulta perfecto para moverse solventando con confianza cualquier trazado. Desde el primer momento parece que sea tu coche desde hace años. La adaptación es instantánea.

Corre mucho y bien. Hasta se echa en falta más potencia de lo bien que la recibe el chasis, aunque el diferencial electrónico XDS+ cumple bien su función y la tracción siempre es buena. Siempre ha sido así en el Octavia RS. Frena también con rotundidad y eficacia, con las limitaciones normales de un coche de calle, claro, pero con una dosificación perfecta. Las pinzas de freno, por cierto, están pintadas de rojo en todos los RS y le otorgan ese carácter diferenciador frente al resto de la gama. Optando por la configuración más deportiva de la amortiguación se obtiene un coche con menos balanceo, que no incómodo precisamente.

Alumno aventajado

SKODA Auto

No podía faltar que un Octavia RS estuviera bien dotado. Por precio y por prestigio. Por ello, además de su diseño exterior retocado o las llantas específicas, el alerón y demás, está al día en equipamiento.

Así, y como lo hacía antes, cuenta con un monitor central para varias funciones (el grande, el del sistema Columbus, es de 9,2”, pues existen también los denominados Swing, Bolero y Amundsen). Dispone de ópticas Full Led, asientos deportivos, sistema de alerta por presencia de vehículos en el ángulo muerto, frenado de emergencia en caso de detección de peatones y, por supuesto, aplicaciones de conectividad como Apple CarPlay, Android Auto, Skoda Connect, etc. 

Skoda RS 245: El superhit del verano

SKODA Auto

El más potente de los Octavia RS, el 245, bautizado así por la cifra de caballos que impulsa a su motor, estará a la venta en el tercer trimestre de este año. Justo en pleno verano. Aumentará la temperatura, sin duda. Tiene el mismo propulsor que el RS 230 de gasolina. Idéntico bloque, 4 cilindros, y la misma cilindrada,

1.984 cc. Su aumento de potencia se debe, principalmente, a la electrónica. Esos 15 caballos y 20 Nm extra le sirven para desmarcarse también en prestaciones. Aunque levemente, ya que para pasar de 0 a 100 km/h el RS 230 marca un crono de 6,7 segundos, mientras que el 245 lo hace en 6,6” –hablamos con la opción de cambio manual de 6 velocidades–. No es una gran diferencia. La velocidad máxima es idéntica también en ambos modelos, 250 km/h. Otra de las diferencias es que el RS 245 estrenará un nuevo cambio automático de 7 marchas. Es un DSG, claro. Frente al RS 230, el 245 tiene un diferencial delantero de deslizamiento limitado que acentúa su deportividad.

Ficha: Skoda Octavia RS