Al volante

Skoda Octavia RS 245 Más potencia y autoblocante

El deportivo de la firma checa alcanza los 245 CV y goza de un diferencial delantero autoblocante que matiza su personalidad  

La facilidad de conducción de los coches del grupo Volkswagen adquiere una pizca de picante cuando, como ha ocurrido con el Golf GTI Performance, se les dota de autoblocante, un elemento que mejora el agarre en la salida de las curvas. Pero la clave para el conductor es que llena al coche de sensaciones.

Este es una de las principales mejoras del Octavia RS 245, que además crece 15 CV frente a la versión 230 ya conocida con ligeras modificaciones de su motor 2.0 TFSI. Hemos podido probarlo en el trazado romano de Vallelunga y en las carreteras aledañas. Mecánico controlado electrónicamente, este autoblocante no interfiere en la dirección cuando pisamos gas a fondo y su acción es suave, no llega a hacer que el morro salga disparado hacia fuera de la trazada, como ocurre con los más agresivos.

Si sumamos a la receta un ligero endurecimiento de la amortiguación, el resultado no es lejano al del citado Golf GTI, aunque quizá sea un punto menos agresivo, sobre todo en lo referente a la trasera, aún más amarrada al firme. Eso sí, el Octavia es “una talla más”, y se vende a un precio inferior: parte de los 28.800 euros. Está disponible en versiones manual y DSG, con carrocerías berlina y Combi o familiar.

Magníficas las sensaciones que aporta la versión más rabiosa del Octavia RS. | Skoda