Novedad

Opel Insignia Sport Tourer GSI, para familias con marcha

Más afinado, más preciso y muy potente con el nuevo motor tope de gama, el nuevo deportivo Opel Insignia Sport Tourer GSi ofrece todo aquello que los conductores más deportivos aprecian.

Tras presentar hace unas semanas la berlina, Opel hace ahora lo propio con la versión familiar. Como aquel, puede montar, o bien el nuevo 2.0 litros biturbo diesel, con 210 CV y un poderoso par motor de 480 Nm, o bien el 2.0 turbo de gasolina e inyección directa con 260 CV y un par motor de 400 Nm entre las 2.500 y las 4.000 rpm. El equipamiento de serie incluye suspensión activa, el innovador sistema de tracción a las cuatro ruedas (con reparto vectorial del par motor) y una nueva transmisión automática de ocho velocidades, que también se puede manejar a través de las levas en el volante. Los diseñadores de Opel han dado a este modelo un aspecto muy deportivo que coincide plenamente con sus prestaciones.

Las grandes entradas de aire cromadas en la parte delantera y el sutil spoiler en la trasera muestran inequívocamente que se trata del station wagon tope de gama con aspiraciones deportivas. En el interior, el conductor se instala tras el volante en unos nuevos asientos deportivos opcionales integrados desarrollados especialmente por Opel para este coche.  Será presentado oficialmente el próximo martes con ocasión del Salón del Automóvil de Frankfurt.