Novedad

Lamborghini nos enseña su futuro con el prototipo Terzo Millennio

La firma apostará por la electrificación, baterías que formen parte del chasis o detectores de daños invisibles tras colisiones.

Cuando Lotus integró el motor como parte estructural del chasis, allá por 1967, protagonizó una revolución en la Fórmula 1 que todos los demás equipos copiaron. Ahora, Lamborghini propone un salto tecnológico no lejano: quiere que los chasis de sus futuros modelos de calle integren en su estructura a las baterías, o materiales que puedan funcionar como tales. Porque, según ha esbozado con la creación del prototipo Terzo Millennio, sus coches en el futuro serán 100% eléctricos. Eso sí, Lotus puso en práctica una idea, y la firma italiana solo la ha esbozado... por el momento.

Lamborghini

El Terzo Millenio se proyecta demasiado lejos en el futuro, por eso no desvela como serán sus motores eléctricos, solo que todavía no hay unas baterías lo suficientemente poderosas como para moverlo, y que por tanto habrá que esperar a que estas mejoren. Eso sí, su diseño tan agresivo se debe en buena parte al menor tamaño de los motores eléctricos, que dan más libertad a los diseñadores a la hora de diseñar la carrocería. En concreto, el Terzo Millenio adelanta enormemente su cabina... y desde luego debería contar con algunos centímetros más de altura libre al suelo –parece pegado a él–, de lo contrario no podría superar ni un badén para pitufos. 

Otro aspecto filosófico del Terzo Millenio es su sonido: todavía no lo tiene, y Lamborghini busca uno que sea parejo al de los actuales motores V12. Y a su vez, los ingenieros de la firma del toro ya trabajan en un sistema capaz de detectar pequeños daños en el chasis producidos por uso o colisiones, de manera que puedan repararse.

 

Lamborghini