Novedad

Volkswagen Polo Nueva gama con la versión GTI como punta de lanza

El utilitario alemán toma la plataforma del Ibiza, y su versión deportiva crece hasta los 200 CV.

Llega una nueva generación del Polo, y con ella la versión que más nos gusta, el GTI. Se beneficia de la plataforma MQB A0 –la del Ibiza, con la que crece hasta los 4,05 metros y gana 25 litros de maletero–, y de un importante cambio de motor: el anterior 1.8 TSI de 192 CV crece hasta los 2 litros de cilindrada y los 200 CV de potencia. Pronto sabremos cuáles son sus prestaciones, que sin duda mejorarán el 0-100 en 6,7 segundos y los 236 km/h de velocidad punta de su predecesor.

Las versiones GTI no llegaron a la gama del utilitario alemán hasta su tercera generación –y de forma limitada–, pero en su lugar encontramos en entre los primeros Polo a los rabiosos GT (Mk I) y G40 (Mk II), este último con motor 1.3 de 115 CV. Así que la tradición de Polo deportivos es casi tan larga como la de su alma Mater, el Golf.

Parrilla frontal, defensas, escapes o alerón trasero son algunos de sus elementos de diseño exclusivos, al igual que las llantas. | Volkswagen

El nuevo GTI recibe abundantes detalles de personalización que le diferencian de los Polo “comunes”, entre los que destaca el frontal, con amplias tomas de aire y labio inferior en la defensa, rejillas tipo panal de abeja, y lo más llamativo, una línea roja frontal horizontal que, como en el caso de su predecesor, se “cuela” en el interior de los faros. Detrás encontramos la defensa con difusor de aire, escapes específicos o un discreto alerón. Llantas de 17”, estriberas más anchas o pinzas de freno en rojo también le distinguen.

El primer Polo GTI data de 1988

Mientras, en el interior, la mítica tela Clark del Golf GTI original forra los asientos deportivos, y le acompañan volante en cuero, techo en negro, palanca de cambios o pespuntes en rojo. De serie, los nuevos GTI contarán con botón sport (Sport Select), capaz de variar la firmeza de la amortiguación, además de otros parámetros como la respuesta del motor. Pronto tendremos todos los datos que nos faltan; como referencia, el anterior Polo GTI se vendía por 21.000 euros.

La tela Clark, un clásico que hereda del Golf GTI original. | Volkswagen