Novedad

El Everest de Mercedes-AMG nace con motor de Fórmula 1

Emplea el V6 1.6 turbo con apoyo eléctrico "prácticamente idéntico" al del monoplaza de Hamilton. Entrega "más de 1.000 CV".

El motor que ha dominado durante años el circo de la Fórmula 1 podrá disfrutarse por las calles: Mercedes lo ha hecho posible con el Project ONE. Por el momento, es un prototipo que debutará esta misma semana en el Salón del Automóvil de Franckfurt, pero la firma alemana ha confirmado su paso a la producción en serie. En tal momento se convertirá, como han declarado sus responsables, "en la cima de Mercedes, en nuestro proyecto más importante hasta la fecha".

El motor V6 de 1.000 CV corta inyección más allá de las 11.000 revoluciones

Biplaza y de motor V6 1.6 turbo en posición central trasera –"prácticamente sin modificaciones" sobre el que usan los monoplazas de Lewis Hamilton o Valteri Bottas–, el Project ONE posee tracción a las cuatro ruedas gracias a sus cuatro motores eléctricos y apoyo híbrido con baterías de Ion-Litio. Un motor está integrado en el turbocompresor, otro se encuentra junto al motor de combustión, unido directamente con el cigüeñal, y los dos restantes propulsan las ruedas delanteras. 

La implementación de este complejo proyecto de desarrollo se llevó a cabo en estrecha cooperación con los expertos en Fórmula 1 de Mercedes-AMG High Performance Powertrains de Brixworth, así como con la empresa Mercedes-AMG Petronas Motorsport, con sede en Brackley.

Mercedes-Benz

Así armado supera los 350 km/h, pasa de cero a 200 en menos de 6 segundos, y corta inyección... ¡a 11.000 vueltas!, cifra inferior a la de los monoplazas Mercedes pero récord en modelos de serie. "Las modificaciones frente al motor de Fórmula 1 van encaminadas a incementar su fiabilidad", han declarado sus responsables.

El chasis, de fibra de carbono, puede acoger a dos ocupantes en su interior, sus llantas forjadas en aluminio cuentan con recubrimiento en fibra de carbono, y tres ranuras planas de ventilación en cada sección de radios aseguran una refrigeración ideal de los frenos, que son cerámicos. 

El Mercedes Project ONE se convierte en el principal enemigo del LaFerrari, y lleva el motor que ha ganado una y otra vez a los del Cavallino Rampante. Pronto lo veremos por las calles.