Novedad

Así de brutal es el nuevo Hyundai i30 N

El deportivo derivado del i30 tendrá como mínimo 250 caballos y este impresionante aspecto. Se presentará en septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt y se venderá a finales de año.

Antes de que finalice este 2017, Hyundai tendrá en su cartera de productos el i30 N, el primero de la submarca “N” de Hyundai. Nosotros lo pudimos probar hace unos meses como prototipo y ya tenemos una idea de su conducción, pero en estas primeras fotos oficiales podemos disfrutarlo en todo su esplendor.

Su puesta de largo, la presentación mundial, está prevista para septiembre de este año en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Después habrá una presentación dinámica para la prensa y posteriormente pasará a comercializarse.

Las imágenes definitivas dejan ver un gran producto, muy atractivo. Habrá dos versiones, con dos niveles de potencia. La de “acceso” tiene de 250 caballos, mientras que la segunda y más equipada tendrá entre 275 y 280 CV. Del precio aún no se sabe nada.

En ambos casos se parte de una mecánica de 2 litros de cilindrada y sobrealimentación por turbocompresor. No era de esperar otra cosa. La diferencia de caballos entre uno y otro, sobre todo, viene dada por la electrónica. De la misma forma, el cambio es manual, de 6 relaciones, y la tracción es las ruedas delanteras.

La versión más potente tendrá una cifra de par máximo cercana a los 400 Nm y lleva aparejada una serie de elementos que la hacen muy apetecible, fuera del lógico aumento de precio que tendrá sobre la variante de inicio. Probablemente, como ha hecho Seat con el León Cupra y Peugeot con el 308 GTi, que se han decantado por el motor de mayor potencia como única opción en sus más recientes versiones al ser las más demandadas, es de esperar que la más vendida de i30 N sea también la más potente. Esta de la que hablamos no solo justificará su aumento de precio por la mayor cantidad de caballos, pues también contará con autoblocante de serie, que hace que la tracción en este coche sea pan comido, ruedas más grandes –posiblemente de 19”–, frenos más poderosos, etc.

En cuestión de electrónica, el i30 N “más gordo” contará con el sistema N Mode, que este variar la dureza de la suspensión, agregar mayor sonido percibido y una más rápida respuesta del motor a las solicitudes del acelerador.

 

Lo probamos en Nürburgring

Como hemos apuntado anteriormente, nos pusimos a los mandos del prototipo –ver AUTOhebdo SPORT número 1.632– en Alemania, en Nürburgring más concretamente. Allí es donde Hyundai tiene una de sus sedes para el desarrollo de muchos de sus coches, y de este en particular.

Nuestras primeras impresiones sobre el prototipo, que de prototipo nos pareció que solo tenía el camuflaje, fueron especialmente buenas. El comportamiento, por pisada, paso por curva, aceleración, frenada, dirección, cambio y chasis, demostraron que es un coche perfectamente apto para el uso deportivo para el que también está pensado. Muy en la línea de lo que ofrece Peugeot con su nuevo 308 GTi o Ford con el Focus ST, por citar un par de ejemplos, aunque no hay que olvidar que en este mismo segmento está el Volkswagen Golf GTi, todo un referente, aunque con menos potencia que el coreano.

En cualquier caso, el Hyundai i30 N es un deportivo en la línea actual que demandan los compradores ahora mismo. Ruedas de 18 o 19 pulgadas y elementos racing como el paragolpes más grande y con más capacidad de entrada de aire para el motor, el alerón o spoiler sobre el portón trasero y otra serie de detalles culminan la puntilla de un modelo que lo da todo. Por dentro, sobre todo, llaman la atención unos asientos que envuelven muy bien, además de otros detalles.