Novedad

El BMW i8 se abre al cielo para hacerse Roadster

Conserva las puertas de tijera, y gracias a su chasis de fibra apenas ha necesitado refuerzos estructurales.

El i8, el híbrido enchufable con planta de superdeportivo de BMW, ya tiene versión abierta, el Roadster. Los ingenieros se han encontrado en su trabajo con la notable dificultad técnica de conservar las puertas de tijera en un coche sin techo, lo que ha necesitado el refuerzo del pilar A, el del parabrisas. A su vez, han tenido la suerte de contar como base de trabajo con uno de los chasis más avanzados, ligeros y rígidos del mundo, de fibra de carbono -como el de los mejores coches de carreras-, de forma que no ha sido necesario apuntalarlo más, de manera que el peso total del conjunto es solamente 40 kilos más que el del i8 cerrado. En otros casos, las diferencias son hasta de varios cientos de kilos. 

El nuevo modelo elimina las plazas traseras para permitir acoger la capota de lona, operación totalmente automática que se realiza en 15 segundos a menos de 50 km/h, y gana algo de espacio para objetos (100 litros). 

BMW

Este híbrido enchufable toma la base mecánica del i8 Coupé, y estrena la que es su primera evolución, de manera que ve incrementada su potencia total, y mejorada su autonomía eléctrica. Así, el motor de gasolina, tricilíndrico y de 1.5 litros, mantiene sus 231 CV -con mejorada sonoridad-, pero el eléctrico crece de 131 a 143 CV, para arrojar una potencia máxima combinada de 374 CV. A su vez, las baterías han mejorado su capacidad para permitir una autonomía de 55 km en modo 100% eléctrico. Así armado, el i8 Roadster emplea 4,6 segundos en el paso de cero a cien, dos décimas más que el Coupe, sus velocidades máximas son de 120 km/h en modo eléctrico y de 250 en combinado.

El nuevo BMW i8 Roadster llegará en mayo del ya cercano año que viene a España, a un precio por confirmar pero que rondará los 155.000 euros, 15.000 más que el modelo Coupe.

BMW
BMW