Monoplazas

- Laura Martín

Las World Series no continuarán en 2018

Ante la falta del nivel de participación deseado en la categoría que permite acceder a divisiones de mayores dimensiones, el campeonato se ve obligado a ser suspendido.

La evidencia del preocupante descenso de los pilotos participantes en los grandes campeonatos de monoplazas europeos en los últimos años trae consigo la baja de una categoría que permitía a futuras promesas desarrollarse como pilotos en los monoplazas para, posteriormente, saltar a divisiones superiores, como la F1.

Desde la Fórmula Nissan, en 1998 y a partir de 2005 como Fórmula Renault 3.5, más de 25 pilotos han accedido a la Fórmula 1, resaltando nombres como Fernando Alonso, Carlos Sainz o Sebastian Vettel, entre otros. Este éxito se ha sostenido sobre la base emocional de que “la fuerza hace la ilusión”.

Esta ilusión ha sido compartida desde la compañía RPM con propietarios de equipos, mecánicos y pilotos que, con su sacrificio, han hecho posible la carrera de todos estos jóvenes talentos. RPM construyó una idea basada en ayudar y facilitar el mejor monoplaza con los costes más reducidos. Se trata la categoría que ofrecía una mejor relación calidad-precio pero que, lamentablemente, este año no ha alcanzado la participación que se esperaba.

No descartan regresar con dicha categoría si en un presente cercano la progresión de los equipos, de los pilotos y de los patrocinadores así lo aconsejan.