Resistencia

Porsche gana las 24 Horas de Le Mans más locas

La marca alemana logra su décimo novena victoria en Le Mans en una carrera apasionante e imprevisible en la que tuvieron que remontar. Antonio García peleó hasta la última vuelta pero un problema en su Corvette le deja tercero en GTE-Pro.

La edición más loca e imprevisible de los últimos años. Parecía que ni Porsche ni Toyota querían ganar las 24 Horas de Le Mans de 2017, pero como decía el futbolista Gary Lineker: “el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once, y siempre ganan los alemanes” y en La Sarthe el triunfo es siempre para los teutones.

Después de la debacle nocturna de Toyota, el Porsche nº1 de Lotterer, Jani, Tandy afrontaba con total tranquilidad las últimas horas de carrera. Con 13 vueltas de ventaja, Lotterer rodaba con seguridad en cabeza hasta que su prototipo ha muerto súbitamente. Tras dejarle tirado en medio del circuito, el enésimo golpe de teatro de la carrera de este año, el liderato ha caído en manos del ganador de la clase LMP2, el Oreca del equipo del actor de cine, Jackie Chan.

Al final el Toyota nº8 llegó a la meta, aunque sin opciones a pelear por la general | TOYOTA GAZOO Racing

Ahí empezaba la persecución de casi cuatro horas del segundo de los Porsche. Con Hartley, Bernhard y Bamber, los pilotos del 919 Hybrid nº2 han remontado desde las últimas plazas después de que ayer perdiesen una hora por un problema mecánico. En el momento del abandono de su coche hermano, rodaban cerca del Top 5 y las últimas horas han impuesto su ritmo superior para tomar el mando a falta de poco más de 60 minutos.

Al final, ningún contratiempo hasta la bandera a cuadros, con lo que Porsche suma su 19ª victoria en Le Mans – tercera consecutiva – acompañados en el podio absoluto de dos LMP2.

La máxima tensión se ha vivido en el desenlace de la categoría GTE-Pro. El Corvette del equipo de Antonio García ha liderado la clase hasta el paso por meta de la última vuelta, en la que el Aston Martin nº97 lo ha superado en el último giro después de que el coche americano sufriese un problema en la rueda delantera derecha. Una lástima, pero el español ha vuelto a demostrar su talento y ha finalizado tercero, un nuevo podio para García. Por su parte, Miguel Molina ha completado sus primeras 24 Horas de Le Mans al terminar quinto con su Ferrari en GT3-Pro.