Porsche 911 RSR

El nuevo Porsche 911 RSR listo para Le Mans

Esta mecánica de cuatro litros extremadamente ligera añade elementos como la inyección directa de combustible, así como un árbol de levas con accionamiento fijo, y se caracteriza por su excepcional eficiencia. El nuevo 911 RSR se estrenará en las 24 Horas de Daytona en enero de 2017.

“Aunque mantiene el diseño típico del 911, ésta es la mayor evolución realizada hasta la fecha en la historia de nuestro modelo GT cumbre”, comenta el responsable de Porsche Motorsport, Frank-Steffen Walliser. El 911 RSR es un desarrollo completamente nuevo: la suspensión, la estructura de la carrocería, el concepto aerodinámico, así como el motor y la transmisión, han sido todos ellos diseñados desde cero. El concepto del motor ha permitido a los ingenieros instalar un difusor posterior especialmente grande. En combinación con el alerón trasero colocado arriba, que está derivado del Porsche 919 Hybrid, el nivel de carga y eficiencia aerodinámica ha mejorado significativamente.

“Para el 911 RSR nos quisimos centrar en un motor atmosférico particularmente moderno y ligero, pues eso daba a nuestros ingenieros inmensas posibilidades para desarrollar el vehículo”, explica Walliser. “Aparte de eso, en principio, la reglamentación LM-GTE estipula la absoluta igualdad de varios conceptos de propulsión, ya que las características de par de los motores turbo y de los atmosféricos son muy similares”. Dependiendo del tamaño de la brida de admisión, la nueva mecánica atmosférica ofrece alrededor de 510 caballos de potencia. Las levas del cambio, situadas en el volante, actúan sobre la caja secuencial de seis velocidades con carcasa de magnesio, que se encarga de pasar la potencia a las ruedas de 31 centímetros de ancho del eje trasero. Ahora está completa la transición a la nueva generación de motores. Después del 911 GT3 R y del 911 GT3 Cup, la máxima expresión de los Porsche GT de competición, el 911 RSR, también está ya propulsada por la misma familia de innovadores motores bóxer de seis cilindros.

En el pasado Porsche llevó al límite el concepto 911, cuando apareció el 911 GT1 en 1996. Y con él logró grandes éxitos: en 1998 el 911 GT1 conseguía la 16ª victoria absoluta para Porsche en las 24 Horas de Le Mans. En ese momento, el vehículo más rápido de todos los participantes pertenecía a la categoría GT1.

Por primera vez un Porsche GT de carreras incorpora sistemas de asistencia vanguardistas. El nuevo 911 RSR está equipado con un sistema de alerta para prevenir colisiones basado en un radar, el llamado “Collision Avoid System”. Incluso en la oscuridad, los más rápidos prototipos de la categoría LMP se detectan con una antelación suficiente para poder evitar malos entendidos en la trazada. Un nuevo concepto de barras antivuelco y un nuevo asiento de competición con una fijación sólida mejoran la seguridad del piloto. Con el asiento fijado al chasis, los pedales se pueden ahora mover y ajustar a gusto del piloto.

La facilidad de reparación del nuevo 911 RSR también ha sido mejorada significativamente. Piezas completas de la carrocería de fibra de carbono pueden ser sustituidas por otras en muy poco tiempo, gracias a inteligentes sujeciones que se liberan de forma más rápida. Además, los cambios de reglaje de la suspensión también se pueden hacer con mucha más facilidad y rapidez.

Con el aspecto envolvente de la carrocería, el 911 RSR se orienta hacia una nueva dirección. Por primera vez lleva el nuevo diseño de fábrica, que desarrolla aún más ese lenguaje estilístico limpio y dinámico de Porsche Motorsport. A vista de pájaro ya se insinúa la emblemática silueta de Porsche. Se mantienen los colores básicos blanco, rojo y negro.

En la temporada 2017 el equipo oficial espera participar con el 911 RSR en 19 carreras, lo que equivale a más de 140 horas de competición. Con dos coches oficiales, Porsche estará presente en el Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC), incluidas las 24 Horas de Le Mans, así como en el certamen americano IMSA Weathertech. El nuevo vehículo de competición debutará en el campeonato IMSA en las condiciones más duras, en la prueba inaugural de Daytona, los días 28 y 29 de enero. “Estamos muy bien preparados para ello”, comenta Marco Ujhasi, responsable de los GT oficiales. “Desde su primera salida en Weissach, que tuvo lugar en marzo, este año hemos cubierto 35.000 kilómetros de pruebas en circuitos de Europa y Norteamérica, lo que supone más que en el desarrollo de cualquier otro Porsche GT de competición”.