Monoplazas

- Kevin Muñoz

La Fórmula E empieza con emoción y polémica

La nueva temporada de los monoplazas eléctricos echó a rodar con la celebración del ePrix de Hong Kong. Sam Bird y Felix Rosenqvist se repartieron las victorias.

Cuando la mayoría de campeonatos anuales han terminado o están a punto de hacerlo, la Fórmula E toma el testigo para dar el banderazo de su salida a su nueva temporada. Este año, el campeonato se estrenaba en el técnico trazado de Hong Kong, que deparó dos intensas carreras repletas de emoción y polémica.

En la primera carrera, disputada el sábado, Sam Bird se adjudicaba el triunfo a bordo de su DS Virgin Racing. Por detrás del talentoso piloto británico, completaban el podio dos ex ilustres de la Fórmula 1, Jean-Eric Vergne y Nick Heidfeld, segundo y tercero respectivamente.

La segunda manga celebrada en la jornada de hoy domingo, ha sido algo más movida. Al final, tras varios errores garrafales de los pilotos referencias del certamen, la victoria iba a parar a manos de Daniel Abt, pero posteriormente era descalificado por una irregularidad técnica en su Audi. De este modo, el triunfo final fue para Felix Rosenqvist, al que le acompañaron en el podio Edoardo Mortara y Mitch Evans.