Resistencia

Debacle de Toyota, vía libre para Porsche

La noche se cebó con los prototipos japoneses. El TS050 nº7 abandonó cuando lideraba cómodamente y el nº9 tampoco pudo seguir minutos después. El Porsche nº1 lidera con solvencia. Antonio García lucha por la victoria en GTE-Pro.

Decía el mítico Jacky Ickx que “tú no ganas Le Mans, él te elige para ganarlo” y ha Toyota nunca lo eligen. Después de dominar la primera parte de la carrera con solvencia, la noche llegó al Circuito de La Sarthe y con ella el drama para el fabricante nipón.

Primero se caía de la pelea por la victoria el Toyota TS050 nº8 (Nakajima, Buemi, Davidson) tras sufrir problemas mecánicos, que le obligaba a entrar en boxes. El equipo empezaba a trabajar en él y volvería a pista tras casi tres horas parado. Pero lo peor para la casa japonesa estaba por llegar.

Pasada la medianoche, el prototipo nº7 de Kobayashi, Conway y Sarrazin contaba con más de un minuto de ventaja al frente de la carrera. Y volvió a suceder…el coche se paraba y recordaba la dolorosa imagen protagonizada el año pasado cuando a sólo una vuelta del final perdían el triunfo. Entre la sorpresa y la tristeza por perder a su mejor baza, el equipo Toyota centraba sus miradas en el tercero de sus prototipos, en ese momento segundo a una vuelta del nuevo líder, el Porsche nº1 (Lotterer, Jani, Tandy). Pero el destino quería ser todavía más injusto con los japoneses y pocos minutos después el coche de Pechito López, Nicolas Lapierre y Yuji Kunimoto también se paraba en medio de la pista de Le Mans.

Plácida noche para el Porsche nº1 que se quedó sólo al frente de la clasificación | Porsche

Tras la debacle de Toyota, vía libre para Porsche. Los germanos han disfrutado de una plácida noche liderando con una gran renta sobre sus más inmediatos perseguidores, que son los líderes de la categoría LMP2. El segundo Porsche, que estuvo parado una hora durante la tarde, siguen en carrera y remontando posiciones para intentar alcanzar un podio que tiene a su alcance.

Después tres cuartos de carrera y a falta de seis horas para el banderazo final, la pelea en la categoría GTE-Pro centra la máxima atención. Con muchas marcas involucradas y con los seis primeros separados por 90 segundos tras 18 horas, Antonio García ha vuelto a demostrar su talento y pelea por la victoria con su Corvette. El español ha realizado un magnífico trabajo y en estos momentos es segundo, aunque el ritmo y las estrategias dictarán el ganador en esta competida clase en la que Miguel Molina rueda sexto.