Circuitos

Los alumnos de Monlau realizan un test real en Calafat

Durante esta práctica introductoria de automovilismo se utilizaron en el Circuito de Calafat un Seat León Cup Racer, un Renault R.S. 01 y un Fórmula Renault 2.0, para conocer la metodología de trabajo.

Los integrantes de la promoción 2017 del Máster en Ingeniería de Competición de Monlau Repsol Technical School realizaron su primer test automovilístico en el circuito de Calafat (Tarragona). Esta práctica introductoria tenía como principal objetivo que los alumnos puedan vivir una primera experiencia real en pista y formar parte de una estructura profesional en un circuito.

El test representó un ocasión única de poner en práctica todos los conocimientos teóricos adquiridos en las aulas, en un entorno profesional y asesorados en todo momento por profesores, técnicos y pilotos de primer nivel. En Calafat, los alumnos pudieron trabajar con un Seat León Cup Racer y un Renault R.S. 01, dos potentes turismos que actualmente compiten a nivel internacional, y el monoplaza Fórmula Renault 2.0. Los encargados de ponerse al volante de estos modelos tan competitivos durante la práctica fueron los jóvenes españoles Iván Pareras y Lluc Ibáñez y el belga Jurgen Smet, todos ellos en activo.

La jornada constó de tres partes. Tras una primera explicación introductoria sobre el circuito y los aspectos principales a tener en cuenta, se formaron dos grupos de 15 alumnos para trabajar por la mañana con el Seat León TCR con cambio secuencial y por la tarde con el prototipo R.S. 01, durante un interesante shakedown. La tercera parte del test consistió en comprobar cómo influencian los diferentes cambios de reglajes en el rendimiento del Fórmula 2.0 y el Cup Racer.

David Simón, director técnico en el Departamento de Competición de Automovilismo de Monlau Repsol Technical School, subrayó que “esta práctica de valor incalculable pretende anticipar a los alumnos del Máster todos los aspectos que se encontrarán en su futuro profesional durante un test o una carrera real. Les permitimos tener la responsabilidad del control del timming, la gestión del vehículo y del piloto, el análisis de datos, la toma de decisiones e incluso cómo afrontar averías simuladas”.